Cómo iniciar la contabilidad de mi empresa

La contabilidad puede ser una caja negra para muchos, los números a veces nos confunden y los procesos parecen difíciles de comprender. Nosotros entendemos ese dolor que te ocasiona la contabilidad, es por eso que rediseñamos la forma en la que muchos empresarios la gestionaban, con ayuda de una herramienta (nuestra plataforma).

Ahora bien, si estás iniciando y tu presupuesto no es tan alto, te queremos aconsejar para que inicies con pie derecho a la hora de iniciar la contabilidad de tu emprendimiento o negocio.

¡Las cuentas claras y el chocolate espeso!

Lo más importante al iniciar la contabilidad es establecer qué clase de registros vamos a llevar y ser lo más detallado posible en el momento de incluir los datos ya que en el futuro esta información puede ser útil y puede ser difícil de encontrar.

A continuación, algunas cuentas básicas que deberías llenar:

Libro diario

Esto permite ver el minuto a minuto del flujo de dinero, aquí se deben incluir los ingresos y gastos por más pequeños que sean. Para ser minuciosos debe incluir la fecha, la descripción del gasto, la cuenta desde donde se sacó el dinero si es del banco o en efectivo y debe mostrar el saldo disponible.

Balance

Para el balance, lo ideal es establecer un periodo de corte ya sea diario, semanal o mensual. Todo depende de la cantidad de operaciones que se registren, entre más operaciones más compleja será esta tarea. Para mí, lo ideal es hacerlo semana a semana porque así puedes proyectar el mes y tomar decisiones con base en las ventas y los gastos. En este punto me parece primordial tener los gastos y las ventas divididas en categorías así puedo ver de dónde provienen las cifras más importantes.

Inventario

Este no aplica para todo los negocios pero es importante llevar un control de cuáles productos están disponibles y cuando llevan en tu stock. Inicia con la fecha de entrada y de salida, así puedes calcular cuánto tarda en rotar cada uno y podrás hacer pedidos acorde a la rotación y promociones de acuerdo a la disponibilidad.

Costos fijos

Estos determinarán la base de tus gastos promedio y te permitirá estar al día con tus obligaciones y evitar pagos extra por mora. En esta lo ideal es ordenar los gastos por fecha de pago.

Caja menor

Este es el dolor de cabeza de los emprendedores y es que por más organizados que sean, generalmente, mezclan su dinero personal con el de la empresa y aunque esto es casi inevitable al principio, por favor, ¡no lo hagas! Lo que más funciona en este punto es ingresar como préstamo el dinero que se mezcla, es decir, que la empresa te prestó una cantidad.

Esta cuenta es muy sencilla es registrar los gastos en efectivo que aunque generalmente son menores suelen ser una fuga para las pequeñas empresas.

Lo importante de asumir la contabilidad de tu negocio, es tener muy presente que cada número que agregas, será tu proyección para tu siguiente mes, entonces, sé muy claro con lo que agregas, sumas y restas. 

Tener organizada esta parte de nuestra empresa nos permite tomar decisiones en el momento oportuno, predecir futuros comportamientos y prever costos adicionales como impuestos.

En BackStartup tenemos planes a tu medida para que dejes todo en manos de los profesionales y te dediques a tu negocio. Adquiere un plan para pequeñas empresas que están iniciando y quieren su contabilidad, impuestos y nómina al día.

Regístrate hoy mismo: https://www.backstartup.com/lp/servicios-contables