Las APIs, el nuevo camino a la era digital

No importa si haces parte de una startup, pyme o gran corporación, todos tenemos algo en común: siempre estamos en la constante búsqueda de nuevas formas que generen valor a nuestros clientes, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esta es una carrera frenética que obliga a las empresas a ser cada vez más digitales y a evolucionar en el menor tiempo posible. Hoy en día el grande no se come al pequeño, es el veloz el que se come al lento. 

Lograr esa velocidad es un gran desafío para muchas compañías sin importar su tamaño, ya sea porque no cuentan con talento humano con habilidades para el mundo digital, o en caso de tenerlo, típicamente son equipos con recursos escasos y una capacidad limitada para entregar resultados a la velocidad que demanda el negocio. Ahí es cuando la nube nos cambió la vida a todos.


MONTADOS EN LA NUBE

La nube ha sido un gran catalizador en esta era digital y ha reducido muchas de las barreras que hacían difícil lanzar negocios digitales o transformar negocios tradicionales. 

De hecho, la adopción de Software-as-a-Service (SaaS) o Platform-as-a-Service (PaaS) o Infrastructure-as-a-Service  (IaaS) es cada vez más universal. Para el próximo año se espera que el 73% de las organizaciones tendrán al menos una aplicación o una parte de su infraestructura tecnológica en la nube.

En otras palabras, la nube es perfecta para simplificar los procesos tradicionales, y permite a las empresas enfocarse en ayudar a sus clientes, crecer su negocio y adaptarse fácilmente a los cambios en el mercado.

Sin embargo, esta explosión en el uso de la nube y nuevas tecnologías, también ha provocado fenómenos globales, como el profundo déficit de talento digital en América Latina y el resto del mundo (desarrolladores, ingenieros, científicos de datos, y otros afines). No hay suficiente talento para la demanda de las empresas y los costos asociados a la contratación de estos perfiles son cada día más altos.

MÁS ALLÁ DE LA NUBE

Pero, ¿cómo lograr entonces que las empresas se muevan rápido y logren innovaciones digitales significativas con talento y recursos limitados? La respuesta es usar las Application Programming Interfaces (APIs).

Si crees que la nube es grandiosa, tienes que conocer sobre las APIs. Las APIs han sido por décadas el estándar por defecto para construir y conectar sistemas digitales, pero hoy en día se están volviendo más populares que nunca. 

En términos simples, las APIs permiten que una aplicación intercambie datos, servicios y recursos con otra aplicación sin requerir la interacción de un humano. Esto no solo representa mayores índices de automatización y escalabilidad, también significa que un equipo de desarrolladores más pequeño puede crear nuevas aplicaciones y sistemas muy complejos con altos estándares en menos tiempo. Solo tienen que conectar muchas cosas que ya existen y voilà.

Sé que esto puede ser algo abstracto, así que acá van algunos ejemplos más fáciles de digerir. Si una empresa que necesita vender en línea y aceptar múltiples métodos de pago, ahora solo tiene que usar la API de Conekta o de Stripe y listo, ya puede recibir pagos desde cualquier lugar del mundo, ¿maravilloso, no?

Otro ejemplo común es si una empresa quiere mejorar su comunicación con sus clientes y quiere enviar automáticamente con mensajes de texto (SMS), mensajes de whatsapp o llamadas automáticas, solo tiene que usar la API de Twilio y listo, ya puede comunicarse con teléfonos en cualquier lugar del mundo.

USANDO APIs

Cada día aparecen más APIs para cada necesidad de las empresas: conectarse con CRMs, ERPs, mapas y geolocalización, firmar documentos, facturación, contabilidad y nómina, servicio al cliente, cómo está el clima, entre miles más. 

Incluso, existen plataformas que permiten conectar APIs con otras APIs sin necesidad de ser programador y usando interfaces visuales amigables. Este es el caso de ZapierAutomate.io.

Ya sea que te des cuenta o no, lo más probable es que muchas o todas las aplicaciones empresariales y de consumo más populares (Salesforce, Uber, Airbnb, Rappi, etc) tengan múltiples APIs de terceros que se ejecutan tras bambalinas. 

EL NEGOCIO DE LAS APIs

El mercado de las APIs o “API Economy” está creciendo a un ritmo acelerado y está calculado en cerca de $2.2 trillones de dólares.  Algunas startups como Segment y Scale entre muchas otras han construido negocios sostenibles, independientes y líderes en sus segmentos. Grandes empresas como Amazon han basado todo su negocio de Amazon Web Services en APIS, y sin duda Stripe es uno de los unicornios más populares al ser valorada en más de $35  billones de dólares y solo tiene 7 años de haber sido fundada.

A la fecha existen más de 20 modelos de negocio de monetización de APIs que pueden ser aplicados por empresas que deciden crear y lanzar sus propias APIs al mercado, así que esta industria aún tiene mucho más por entregar.

Así como hoy en día hablar de la nube es común en cualquier negocio, y la adopción de soluciones SaaS ha crecido exponencialmente en las empresas, las APIs sin duda serán la siguiente gran revolución a la hora de lanzar nuevos negocios digitales y transformar los tradicionales.

Si quieres saber más, en un próximo artículo estaré compartiendo información sobre mejores prácticas en temas como adopción, diseño y gestión de APIs. Incluso revisaremos las implicaciones que puede la masificación de tecnología 5G en la evolución de este mercado. 


Por: Diego Peñuela