Tu emprendimiento morirá en 5 años

Estamos en la época del emprendimiento o mejor dicho, en la época de la innovación. Hoy en día el sueño de ser tu propio jefe es una de las razones más comunes por las cuales muchos deciden emprender. El liderazgo, las nuevas ideas, las soluciones a necesidades, la tecnología, la flexibilidad y el crecimiento exponencial tiene a muchos empresarios tradicionales que llevan años en el mercado con una incertidumbre: ¿Será que los están dejando atrás?

Lo cierto es que no solo la empresa tradicional debería preocuparse de que en 5 años todo pueda cambiar, ya que tanto la pyme, la startup, la pequeña, mediana y grande empresa, también están en lo que podríamos decir, “la cuerda floja”. Hablamos con Diego Peñuela, CTO y fundador de Backstartup y le preguntamos, claro, entorno a su experiencia cómo hacer para que un emprendimiento dure más de cinco años y no cinco, más, para que pueda perdurar en el tiempo.

Diego Peñuela, CTO y fundador de Backstartup.


¿Está en riesgo el sector empresarial? 


A todos nos están asustando con que en cinco años podrían morir nuestros emprendimientos y es cierto. Las estadísticas no nos ayudan, y es que según los estudios 9 de 10 mueren en menos de esos cinco años. Pero el miedo no solo lo  tenemos nosotros los emprendedores de startups, somos todos quienes crean empresa. 


“En este mundo solo hay dos cosas seguras: la muerte y pagar impuestos”, así lo dijo Benjamin Franklin, y es que de resto todo es incertidumbre. La incertidumbre que vivimos hoy en día viene de una fuente que antes no sucedía: los cambios tecnológicos que están ocurriendo cada vez más rápido. 


¿Cómo entender las grandes olas de cambios? 


Estos cambios están siendo lineales, esto significa que cuando un usuario se cambia de una tecnología a otra, no vuelve a la anterior. Entonces los cambios no son solo rápidos sino además no tienen vuelta atrás. Esas empresas que se quedaron con la tecnología vieja se están quedando sin clientes, porque no es solo insertar tecnología a tu empresa, es insertar la tecnología que está evolucionando, ni siquiera la actual, es la que va a llegar, siempre debemos anticiparnos para poder ser competentes en nuestro sector. 

¿Cómo nos mantenemos competitivos en la línea? 


Una forma es estar revisando las tendencias de tecnología, las cuales se podría dividir en las: tendencias fuertes y las tendencias débiles. Las fuertes son aquellas que sí o sí van a pasar, que son demasiado probables, un ejemplo sería la tecnología 5G, actualmente usamos 4G, lo próximo vendría siendo la 5G y así sucesivamente. Por otro lado están las débiles por ejemplo: el carro que vuela, probablemente falten muchos años para que se materialice. Entonces lo mejor es tomar decisiones con base en las tendencias fuertes, para de esta manera anticiparnos y entender cómo estas nuevas tendencias podrían afectar nuestro negocio y empezar a buscar la forma de integrarlas en nuestras empresas. Siempre hay que estar un paso más adelante que nuestra competencia y la tecnología es un plus para lograrlo.

¿Qué rayos es "lo disruptivo"?


Muchos emprendedores le tienen miedo a esta palabra y no deberían porque es la mejor manera de mantenernos competitivos. Yo lo divido en tres equipos: la primera es aquella que llega a imponer innovación, algo nuevo y nunca antes visto, luego está esa que se tiene que mover rápido para reaccionar ante la disrupción, un ejemplo sería cuando llegó Uber y el gremio de taxis debía moverse con velocidad para lograr no salir del mercado, esto lo lograron con las aplicaciones que se empezaron a crear, al punto que hay aplicaciones que fusionan los dos servicios. Pero luego llegan las patinetas, con una tendencia mundial, una propuesta diferente que rompe con todas las barreras y se mueve un paso más allá de la disrupción. 


¿Qué necesita el emprendedor para sobrevivir?


Todos debemos tener un poco de ingeniero de sistemas, porque muchos emprendedores crean servicios en plataformas o en apps, pero no tienen ni idea de cómo funciona la tecnología ni el nicho donde están incursionando. Tiene que saber sobre la transición digital, el marketing, la automatización, cómo se crea una página web, las redes sociales, entre otras. Hoy en día para las necesidades de una empresa, casi toda la tecnología que necesita ya existe y está en inglés, sin duda lo básico, es saber inglés porque muchos pierden la oportunidad de implementar grandes tendencias solo por no conocer el idioma. La tecnología habla un idioma universal y todos debemos conocerlo. 


Uno de los consejos que mejor puedo darles a esos emprendedores que están pasando por una crisis o hasta los que están pensando en emprender, es que siempre hay que volver al cliente, por más cliché que suene, “el cliente tiene la razón”, porque cuando estudias el cliente vas a encontrarle sus necesidades, hay que pasar tiempo hablando con los clientes, tratar de entenderlos y cuando no ves al cliente como la razón de ser de tu emprendimiento estás condenado a fracasar.