Casos en que aplica reparto de utilidades PTU a los trabajadores

El reparto de utilidades a los trabajadores es el derecho que tienen los empleados de tu empresa a recibir una parte de las ganancias netas producidas en el año anterior -es decir, los ingresos de la empresa menos sus gastos, incluyendo impuestos-. Este se encuentra establecido y regulado en el artículo 123 de la Constitución Política y en el artículo 120 de la Ley Federal del Trabajo.

Debes tener presente que el monto a distribuir es del 10% de las ganancias netas del negocio, porcentaje que determina la Comisión Nacional para la PTU.

¿Cómo se calcula y cuándo se paga el reparto de utilidades?

  • Las personas morales (empresas), deben realizar el pago del reparto de utilidades entre el primer día hábil de abril y el último día hábil de mayo.
  • Las personas físicas deben realizar el pago a sus trabajadores entre el primer día hábil de mayo y el último de junio.

Es recomendable hacer el pago mediante transferencia bancaria a la cuenta del empleado. Además, cabe señalar que los directores, administradores, gerentes generales, socios o accionistas, trabajadores eventuales (con menos de 60 días laborados) y prestadores de servicios profesionales, no tienen derecho a recibir reparto de Actividades.

Ten en cuenta que cuando el monto de las utilidades a pagar excede los $1.344,3, se debe hacer el pago de impuesto sobre renta (ISR) sobre el valor que exceda este límite. Como consecuencia, una vez determinado el valor a pagar, la empresa deberá retener el valor correspondiente al ISR y hacer el pago del mismo ante el SAT.

¿Cómo se Calcula el PTU?

De acuerdo con el artículo 177 de la Ley Federal del Trabajo, el reparto de utilidades a los trabajadores debe hacerse en función del número de días laborados en el año y del sueldo de cada empleado, dividiendo el monto a distribuir en dos partes iguales:

  • Primera parte: con base en el número de días laborados de cada trabajador.
  • Segunda parte: la repartes en proporción al valor de los salarios devengados por el trabajador durante el año.

Para una mejor comprensión, hemos desarrollado un ejemplo al final de este blog. En cualquier caso, te compartimos 4 ideas claves para que sepas si debes hacer el reparto de utilidades:

  • Si tu empresa tuvo pérdidas, no está obligado a hacer el reparto de utilidades.
  • Si no tienes empleados o tus empleados trabajaron menos de 60 días durante el año pasado, no tienes que hacer reparto de utilidades.
  • Si tuviste un solo empleado que trabajó más de 60 días en tu empresa, a éste empeleado le corresponde recibir la totalidad de las utilidades de distribuir (10% de las utilidades de la empresa).
  • Si tu empleado ya no trabaja en tu empresa, pero sí lo hizo el año pasado por más de 60 días, tienes que hacerle el pago de las utilidades que le corresponde.

Somos expertos en tu negocio

En Backstartup nos hemos especializado en empresas como la tuya y por eso queremos que puedas entender tu contabilidad de principio a fin.

Casos en los que las empresas deben repartir sus utilidades

Teniendo en cuenta qué es el reparto de utilidades y cómo se realiza, las siguientes organizaciones están obligadas a hacerlo:

  • Las empresas fusionadas, traspasadas o que cambien su nombre o razón social, no son consideradas “de nueva creación”. Por lo tanto, no están exentas de la obligación de repartir utilidades.
  • Las empresas con varias unidades económicas (plantas, establecimientos, sucursales, etc.), cuyos ingresos se acumulen en una sola declaración del pago del impuesto sobre la renta, deben realizar el reparto de utilidades con base en esta y no por los ingresos de cada unidad económica.
  • Las asociaciones o sociedades civiles sin fines de lucro, que generen ingresos (superiores al 5% de sus ingresos totales) por enajenación de bienes diferentes a su activo fijo o presten servicios a personas distintas de sus miembros.

Además, este derecho corresponde a los siguientes trabajadores:

  • Empleados de planta, independientemente de que estén o no sindicalizados.
  • Trabajadores (y ex trabajadores) eventuales que hayan laborado un mínimo de 60 días durante el año.
  • Ex-trabajadores de planta, de forma proporcional al número de días trabajados y el salario percibido.
  • Los trabajadores de confianza, siempre que su salario sea mayor al del trabajador sindicalizado o de base de más alto salario.
  • Trabajadores bajo régimen de subcontratación, cuando los patrones no cumplen las condiciones establecidas en el artículo 15-A de la Ley Federal del Trabajo.

No están obligados a realizar la distribución quienes se encuentren en los siguientes casos:

  • Empresas de nueva creación en su primer año de operaciones.
  • Empresas nuevas dedicadas a la fabricación de productos novedosos.
  • Empresas nuevas de la industria extractiva, durante el periodo de exploración.
  • Instituciones de asistencia privada legalmente reconocidas.
  • IMSS e instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, de beneficencia o asistenciales

Cabe señalar que el 9 de diciembre de 2020, se firmó un acuerdo entre el Gobierno federal, el sector patronal  y los trabajadores, orientado a abrir la discusión y definir “un sistema de reparto de utilidades justo”, por lo que es posible que las condiciones expuestas en este artículo cambien en un futuro cercano.

Ejemplo de cómo se deben repartir las utilidades

  • Consideremos el caso de una empresa con una utilidad neta de $10.000,00 al finalizar el año.
  • Esta empresa cuenta con 5 empleados 1 Director; 2 trabajadores que trabajaron todo el año, uno que trabajó 3 meses y el último solo 30 días.

Base para PTU

Para calcular la base para PTU se consideraron los días laborados por cada uno, obteniendo una base para PTU de $326.360,00.

Es importante notar que el Director no se tomó en cuenta así como el empleado 4, ya que todavía se considera un trabajador eventual por tener menos de 60 días laborados.

Con un porcentaje de participación del 10%, si no existen utilidades no cobradas del ejercicio anterior, la base para el reparto de utilidades entre los trabajadores es de $1.000,00:

Base para el reparto de utilidades entre los trabajadores

A continuación, calculamos la utilidad con base en los días laborados que será repartida entre los 3 empleados que aplican:

Cálculo proporcional de utilidad en función a días laborados

De la misma forma, calculamos la utilidad con base en los salarios devengados que será repartida entre los 3 empleados que aplican:

Cálculo proporcional de utilidad en función a salarios devengados

Para continuar con el cálculo, ahora es necesario determinar los factores que aplican en ambos casos, dividiendo la utilidad repartible en el total de días laborados por los trabajadores que aplican.

Determinación del factor de utilidad según los días laborados

De la misma manera, se divide la otra parte de utilidad repartible en el total de salarios devengados por estos 3 empleados.

Determinación del factor de utilidad según los salarios devengados

Así, en cada caso y para cada empleado se aplica el factor correspondiente:

Determinación individual de utilidades según días laborados (primera parte)

Determinación individual de utilidades según los salarios devengados (segunda parte)

Finalmente, la suma de ambas partes mostrará el total de PTU a entregar a cada uno de los 3 empleados

Determinación individual total de utilidades a repartir por trabajador

Ahora bien, ¿cómo simplificar todo este trámite? Con Backstartup, podrás optimizar todos los procesos contables de tu empresa, evitando errores en cálculos y agilizando todo lo relacionado con las finanzas de tu negocio, sentando las bases para un crecimiento sólido.