Cómo llevar la contabilidad en México

El emprendedor de hace 15 años estaba lleno de miedos. Hoy quien emprende está lleno de sueños, de metas, de grandes ideas y de voluntad y es que emprender se ha convertido en uno de los caminos más inteligentes.

Una vez el emprendedor empieza su camino, surgen muchas responsabilidades y te das cuenta que resultas siendo un todero. No solo te tienes que encargar de visitar clientes, vender, crear tu contenido, también tienes que aprender a llevar la contabilidad de tu empresa, redactar tus contratos y otras cosas para las que no estabas preparado.

Queremos enseñarte cómo llevar tu contabilidad para que no cometas errores.

Ten en cuenta estos tres temas fundamentales:

  1. El tema de las facturaciones.
  2. El marco jurídico fiscal.
  3. La digitalización de las herramientas para informes y auditorías.

Las empresas deben seguir de cerca los procesos para cumplir con todos los requisitos particulares. Por cierto, esta afirmación es válida para cualquier compañía, ya sea local o foránea. Especialmente, las empresas extranjeras que planean entrar al mercado mexicano, deben analizar bien los nuevos requisitos contables y de informes vigentes. Esto, porque los mismos varían en función de cada sector industrial.

Por otra parte, la contabilidad en México exige que los informes contables deben incluir varios elementos al mismo tiempo, incluso algunos que no son requeridos en la mayoría de los países, los cuales serían:

  • Una descripción detallada de todas las actividades.
  • El tipo de cambio oficial.
  • Información del folio fiscal.
  • Anexar la factura a un formato electrónico especial.
  • Anexar otros documentos.

En México la gestión de las normas de información contable y financiera ha ido evolucionando. Inicialmente, esta actividad fue realizada por la Comisión de Principios de Contabilidad del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) durante 30 años. Quien era el responsable de emitir las normas contables en el país bajo el título ‘Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados’(PCGA).

Posteriormente, en el 2002 fue creado el Consejo Mexicano para la investigación y desarrollo de normas de información financiera (CINIF). Más adelante, con el inicio del proceso de convergencia internacional, asume la función y responsabilidad de la emisión de la normatividad contable.

Ahora bien, debes tener en cuenta que los temas relacionados a la contabilidad son muy delicados, ya que un mal manejo de las cuentas o una no declaración de impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) podría llevar al contribuyente a hacerse acreedor a sanciones o multas, por lo que es importante que las personas físicas y morales opten por contratar los servicios de un contador para que éste se haga cargo de sus finanzas y las ayude a cuadrar sus cuentas.

Pasos a seguir

  1. Llevar una libreta para los ingresos y otra para los egresos, facilitará tu entendimiento de los números, y por consiguiente sabrás de manera más sencilla las pérdidas o ganancias de tu negocio, así como también serás capaz de detectar las oportunidades y amenazas económicas que se presentan mes con mes. Llevar un informe contable detallado te sacará de muchos apuros.
  2. Jamás debes descuidar los gastos pequeños, ya que si bien es cierto que no son deducibles de impuestos, llevar un control de esos gastos te ayudará a saber qué tanto dinero le estás dedicando a ese tipo de artículos al final de mes.
  3. Identifica las contribuciones que deben devolverse o cancelarse, por ejemplo, los productos que se vendan y sean objeto de IVA, así como los descuentos y bonificaciones que se hagan.
  4. Identifica los bienes, distinguiendo entre los adquiridos o producidos, los que corresponden a materias primas y productos terminados o semiterminados, los vendidos, donados o destruidos.

¿Qué operaciones son las que hay que contabilizar?

Todas las operaciones que realice la empresa.

  • Compras y gastos.
  • Ventas e ingresos.
  • Adquisiciones y ventas de activos.
  • Sueldos y seguridad social.
  • Liquidaciones de impuestos.
  • Préstamos y otras deudas.
  • Concesión de subvención.
  • Inversiones financieras.
  • Entregas y recepciones de pagarés, letras de cambio o cualquier otro efecto.
  • Todos los movimientos bancarios.
  • Todos los movimientos de efectivo.

Para llevar la contabilidad, se necesita un programa contable que se adecue a las necesidades de la empresa, tanto para el registro de las cuentas como del registro de nóminas.

Suscribete a nuestro Blog

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet.