¿Qué son los gastos deducibles y cómo afectan tus impuestos?

Una de las principales cargas para las empresas es el pago de impuestos, estos no solo afectan nuestro flujo de efectivo, también pueden consumir todas las utilidades de nuestra empresa si no los comprendemos. Es por eso que todo Director debe entender qué puede hacer dentro del marco de la Ley para optimizarlos.

Uno de los conceptos clave y la estrategia más común para disminuir el valor de los impuestos a pagar por tu empresa es entender correctamente cuáles son los gastos que pueden ser deducibles de impuestos. Entre más gastos puedas deducir, reducirás el valor a pagar y mejorarás la rentabilidad del negocio.

Entre los gastos que puedes deducir se encuentran, por ejemplo, los pagos de salario, las cuotas pagadas al Instituto Mexicano del Seguro Social,  los pagos e intereses derivados de servicios profesionales que estén soportados por una factura, y las compras relacionadas con tu actividad económica.

Si buscas entender mejor las finanzas de tu negocio, esta información te será de mucha utilidad, ya que aprenderás más acerca de los gastos deducibles: definición, uso y relación con los impuestos.

Gastos deducibles: definición y uso

Los gastos deducibles son aquellos que están directamente relacionados con la generación de los ingresos de un negocio, y es una forma de recuperar el dinero invertido para la realización de determinada actividad productiva.

Es importante precisar que una empresa puede deducir gastos siempre y cuando estos sean indispensables para realizar sus actividades. Además, todos los gastos deben estar respaldados por una factura electrónica (CFDI) y, si superan los $2,000, se deben pagar con un medio de pago que no sea efectivo (como cheque, transferencia bancaria o tarjeta de crédito).

¿Esto qué quiere decir? Que si tienes una empresa de autopartes y compras maquillaje para ti o tu pareja, no podrás deducir ese gasto de tus impuestos porque no tiene nada que ver con tu negocio. Caso contrario ocurriría si tienes una peluquería o una agencia de asesoría de imagen.

Además de lo anterior, es necesario aclarar que, en el caso del combustible, el pago no debe hacerse en efectivo, sino a través de cheque nominativo, transferencia, tarjetas, vales de gasolina o monederos debidamente autorizados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Desde luego, estos gastos deben quedar asentados en la contabilidad de la compañía.

Somos expertos en tu negocio

En Backstartup nos hemos especializado en empresas como la tuya y por eso queremos que puedas entender tu contabilidad de principio a fin.

¿Cuáles son los gastos que pueden ser deducibles de impuestos?

No todos los gastos son deducibles. Para serlo, deben considerarse estrictamente indispensables en relación con el funcionamiento de la empresa.

Entonces, ¿qué gastos son deducibles? Algunos ejemplos de deducciones autorizadas son:

  • Devoluciones recibidas, descuentos o bonificaciones que la empresa haya otorgado durante el año.
  • Los intereses que se generen por préstamos, siempre que hayan sido invertidos en la empresa.
  • Créditos que la empresa haya ofrecido y que sean declarados como incobrables, o que su probabilidad de cobro sea prácticamente nula.
  • Las cuotas pagadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
  • Las contribuciones que la empresa haya destinado al incremento o creación fondos de pensiones o jubilaciones del personal.
  • Inventarios obsoletos. En este caso, es necesario presentar al SAT un escrito de destrucción, única manera de comprobar que los elementos en cuestión sean deducibles.
  • Costo de ventas, es decir, el monto de dinero que fue necesario para adquirir o producir los productos vendidos.

Deducciones relacionadas con el COVID-19

La crisis sanitaria ha obligado a muchas organizaciones a destinar recursos para, por ejemplo, realizar pruebas para descartar contagiados en la nómina o invertir en medidas de higiene necesarias para que el lugar de trabajo sea apto para retornar a la normalidad.

Pues bien, estos gastos pueden deducibles, pues se consideran como necesarios para la continuidad operacional siempre que la empresa cuente con una nómina o pueda demostrar que subcontrata trabajadores. ¿Por qué? Simple: si no tienes colaboradores que proteger, ¿cómo podrían ser gastos necesarios para las operaciones productivas?

Saber qué son los gastos deducibles, definición y su normativa es determinante para el correcto manejo de una empresa. De este modo, puedes aligerar la carga tributaria de tu negocio y, con ello, aumentar su rentabilidad, algo para lo que es necesario mantener en orden las finanzas de la compañía.

Para garantizar una contabilidad empresarial eficiente, es recomendable que utilices servicios como Backstartup, un despacho contable 100% virtual en donde encontrarás un equipo de expertos y soluciones de vanguardia para encaminar el rumbo de tus finanzas, facilitando la toma de decisiones.