¿Quién debe responder ante problemas tributarios?

Cuando tienes una empresa, son muchas las razones que pueden ocasionar problemas tributarios, especialmente si no tienes el apoyo de expertos en la materia. Los conflictos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pueden producirse por la omisión de responsabilidades fiscales, errores en las declaraciones o incumplimiento en las fechas estipuladas, entre otros ejemplos.

Al respecto, ¿quién debe responder cuando algo no sale bien en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, o cuando se interpretan mal las normativas?

Muchas veces, se suele apuntar al contador. Sin embargo, no puedes olvidar que la información contable de una empresa siempre será propiedad de la entidad, aunque hayas contratado a un contador para que se encargue de gestionar estas labores.

Por lo tanto, quien debe responder cuando hay incumplimiento en las obligaciones tributarias es, en primera instancia, la administración. Eso, sin desconocer que -por falta de profesionalismo o mero desconocimiento- haya sido el contador el causante de los errores o incumplimientos que generaron los problemas con el SAT.

En ese sentido, y tal como lo indica la Asociación Mexicana de Contadores Públicos, en el caso de incumplimiento de las obligaciones tributarias es el representante legal quien debe responder ante las autoridades.

Importancia de la contabilidad ordenada

De acuerdo con el Artículo 1 de la Ley de Impuesto sobre la Renta, las personas físicas y morales están obligadas a pagar impuestos cuando:

  • Tengan residencia en México, cualquiera sea la ubicación de la fuente de riqueza de donde provengan sus ingresos.
  • Residentes en el extranjero que tengan un establecimiento permanente en el país (la carga impositiva proviene de los ingresos atribuibles a dicho establecimiento).
  • Residentes en el extranjero que, sin tener un establecimiento permanente en el país, tengan ingresos procedentes de fuentes de riquezas situadas en México.

En todos estos casos las empresas deben pagar impuestos, y no cumplir con las obligaciones tributarias puede ser interpretado como defraudación fiscal (que es un delito) o como evasión, dependiendo del caso. 

La principal diferencia es que la defraudación es premeditada, mientras que la evasión puede ocurrir por desconocimiento de las leyes o porque olvidaste atender ciertos trámites a tiempo. 

En cualquier caso, debes saber que no tener pleno conocimiento de las leyes no te exime de las consecuencias. Entonces, ¿qué ocurre si, por ejemplo, cometes algún error involuntario al presentar tu declaración anual? 

La primera consecuencia es que el SAT enviará un requerimiento con una fecha límite de respuesta, para aclarar cualquier inconsistencia o solicitarte que envíes los documentos pendientes. En caso de que no atiendas el requerimiento a tiempo, las multas pueden ir desde los 1,400 hasta los 34,730 pesos.

Por eso, es indispensable que mantengas la contabilidad de tu empresa en orden y actualizada. La mejor manera de hacerlo es apoyarte en expertos en la materia, como Backstartup.

Somos expertos en tu negocio

En Backstartup nos hemos especializado en empresas como la tuya y por eso queremos que puedas entender tu contabilidad de principio a fin.

Backstartup: servicios de contabilidad a la medida de tu negocio

Comprender la importancia de la contabilidad bien organizada es clave para prevenir cualquier tipo de inconveniente tributario. En ese sentido, Backstartup constituye una solución de carácter estratégico para las pequeñas y medianas empresas de México.

Backstartup es un despacho contable 100% online, que ofrece servicios de contabilidad que contemplan tanto una plataforma tecnológica de vanguardia, como asesoría de expertos para ayudarte con las finanzas de tu negocio cuando sea necesario.

Además, ganas poder de decisión y tranquilidad, gracias a que dejas a un lado los documentos físicos (que siempre pueden perderse o dañarse) para llevar un control de las finanzas 100% online, evitando problemas tributarios y pudiendo tomar decisiones con base en información certera y actualizada.