¿Qué hacer si te llega un requerimiento SAT?

Si tienes una empresa en México, seguro ya sabes que hay una serie de impuestos que debes pagar por ley. No hacerlo, o cometer errores en el proceso, puede hacer que tu negocio reciba un requerimiento SAT.

En caso de que esto suceda, es importante responder a tiempo para evitar multas. En el siguiente artículo encontrarás una explicación detallada sobre qué es y cómo contestar un requerimiento fiscal.

¿Qué es un requerimiento fiscal?

Un requerimiento SAT (es decir, emitido por el Servicio de Administración Tributaria) es un documento oficial que se envía a las personas físicas y morales cuando ha incurrido en omisiones o errores en el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

En México, los principales compromisos tributarios que afectan a las empresas son el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) y el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI).

Entonces, un ejemplo de un requerimiento fiscal común sería presentar una declaración anual con errores de concepto, periodo o ejercicio en relación con estos impuestos.

Causas comunes de requerimiento fiscal

Las razones que pueden llevar al SAT a emitir un requerimiento son diversas:

  • Obligaciones omitidas.
  • No presentar solicitud de inscripción o los avisos al RFC, o por presentarlos fuera de los plazos establecidos en las disposiciones fiscales.
  • Presentar declaraciones con errores u omisiones de datos.
  • Adeudo por error aritmético en declaraciones.
  • Cheque recibido en tiempo y no pagado.
  • Multas impuestas por las Administraciones Locales de Servicios al Contribuyente.
  • Actualización y recargos en créditos fiscales.
  • Requerimiento de pago total por incumplimiento en el pago de parcialidades.

Ahora, muchas veces las empresas que reciben un requerimiento no evaden intencionalmente sus obligaciones, sino que lo hacen por confusión o desconocimiento.

Esto le pasa generalmente a las pymes y emprendedores, que no siempre saben qué es un requerimiento fiscal ni cuáles son los impuestos que aplican para su actividad comercial.

Como referencia, un ejemplo de un requerimiento fiscal en personas morales no residentes en el país tiene que ver con la omisión del pago de impuestos por pensar que, al no tener residencia en México, no existe tal obligación.

Sin embargo, la ley establece que las empresas no residentes deberán pagar impuestos sobre los ingresos percibidos si la fuente de riqueza (actividades o activos involucrados en las operaciones comerciales) está en México.

Somos expertos en tu negocio

En Backstartup nos hemos especializado en empresas como la tuya y por eso queremos que puedas entender tu contabilidad de principio a fin.

¿Cómo contestar un requerimiento fiscal?

Si tu empresa recibe un requerimiento del SAT, el procedimiento a seguir es visitar el Módulo de Servicios Tributarios correspondiente al domicilio fiscal de tu negocio, y presentar los documentos que comprueben que se cumplió con los ajustes solicitados.

De manera más detallada, los pasos a seguir son:

  1. Ingresa con tu RFC y contraseña (o con tu e.firma en la opción Aclaraciones, disponible en Consultas y Servicios).
  2. Ingresa a la opción Aclaración de requerimiento de obligaciones omitidas.
  3. Captura brevemente el motivo de tu aclaración.
  4. Adjunta los archivos en imagen (en formato .pdf) de los documentos que respalden tu aclaración y del requerimiento de obligaciones por el que fuiste notificado.
  5. Envía tu aclaración.
  6. Guarda el número de folio del envío o recepción de tu aclaración, el cual es proporcionado por el SAT.

Todos los requerimientos enviados por el SAT incluyen un plazo, por lo que es importante que cumplas con los tiempos para evitar multas.

Por otra parte, no olvides asegurarte de que el Buzón Tributario de tu empresa está habilitado, ya que lo necesitarás para recibir notificaciones del SAT y dar seguimiento a ciertos trámites. Este es un módulo especial que encontrarás en el sitio web del SAT.