Pasos para hacer tus proyecciones financieras - PYME'S

Tener conocimiento de tu situación financiera no es solo guiarse por los número que ves en tu cuenta bancaria, debes entender y tener claridad sobre la rentabilidad de tu negocio a futuro y qué es lo que sí y lo que no está marchando correctamente.

Cuando empezamos a trabajar en las empresas de nuestros clientes, vemos una transformación en sus proyecciones financieras, sobre todo en el conocimiento que ahora tienen sobre los posibles escenarios de crecimiento, esto les ha permitido ver hacia dónde dirigir su empresa y qué ajustes son necesarios para cambios.

Para empezar una proyección financiera, es necesario tener conocimientos básicos en finanzas. De no ser así, apóyate en tu contador.

Analiza tu mercado

Antes de realizar una proyección financiera, pon en tu lista de tareas la realización de un análisis FODA (de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas). Analizar tu mercado y tu capacidad de producción, es fundamental tener presente las cifras de tu empresa, esto te ayudará a tener un panorama de la situación actual para hacer una proyección aterrizada en datos reales.

‍Determina los tiempos de proyección

Pueden ser en dos tiempos: mensuales o anuales, o como se hace comúnmente, a cinco años, todo depende de cómo funciona la compañía. Pero nosotros te recomendamos hacerla mensual, para que puedas tener análisis y evaluación sobre unas metas más cercanas.

Un modelo para hacerlo es el GYEC, que funciona como una planeación táctica para organizar estrategias que se llevarán a cabo mes a mes para cumplir metas. Para realizarlo, primero, debes contemplar el presupuesto que se otorgó en la proyección y verificar que estén alineadas con los objetivos del negocio.

Debes ser constante en el seguimiento a cada departamento para poder medir logros sobre los esfuerzos de cada área. Esto lo puedes hacer con el sistema interno al que llaman “semaforización”, ¿cómo funciona? El verde, es porque las metas planteadas se completan en tiempo y van marchando de la forma más correcta. El amarillo, evidencia algún problema al que se le debe prestar atención. Y el rojo, indica que no se cumplieron los objetivos.

Elabora un estado de resultados

Con el proceso en marcha sobre los puntos anteriores, debes realizar un documento que identifique los ingresos, egresos y costos de la empresa. Te dará un manejo eficiente de la información para una correcta toma de decisiones y con esto buscar que la proyección de la empresa siga vigente a largo plazo.

Historial en ventas

Observa el histórico de los costos y con relación a las ventas de la empresa. Evalúa si en los últimos seis meses hubo un cambio en las ventas, ¿en qué cantidades se vende el producto?, ¿cuántos clientes tienes? y ¿cuánto cuesta tu producto/servicio?

Balance general

En este balance, las cantidades proyectadas tienen que coincidir con todos los rubros del balance. Por ejemplo, si se proyecta que en un año aumentarán las ventas, también deberás tener en cuenta que puede crecer el número de clientes, capital humano para atenderlos, producción y más.  Determina cuánto puedes incrementar en las cifras y a cuántos años. Analiza si necesitas hacer ajustes de acuerdo a las decisiones que vayan surgiendo en el proceso.


Suscribete a nuestro Blog

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse varius enim in eros elementum tristique. Duis cursus, mi quis viverra ornare, eros dolor interdum nulla, ut commodo diam libero vitae erat. Aenean faucibus nibh et justo cursus id rutrum lorem imperdiet.